domingo, 11 de septiembre de 2011

Por eso.

No existe libertad que no conozca
ni humillación o miedo a la que no me halla sometido,
por eso sé de amor,
por eso no controlo el cariño que te doy,
por eso no cuido tanto las cosas que te digo...

Ahora ya no sé como decirte que soy más tuya
cuando soy del mundo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario